Buscar: en
Fecha: 08/09/2004

Solicitud de Informes: Unidad 5 de Mercedes


PEDIDO DE INFORMES




LA HONORABLE CAMARA DE DIPUTADOS DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES



RESUELVE




En conocimiento del reclamo de vecinos y del contenido de la Resolución 149/04 aprobada en mayoría por el Concejo Deliberante de Mercedes, respecto al relevo del Director de la Unidad Penitenciaria Nº 5 de la misma ciudad, Prefecto Eduardo Flores, acontecido en el mes de julio del corriente año y en el marco de una investigación sumarial abierta a raíz de una presunta lesión a un interno, en el motín ocurrido el 13/5/04 en esa dependencia carcelaria, que también mereciera la defensa en su favor desde miembros de la defensoría del poder judicial de la jurisdicción mencionada, se solicita al Sr. Gobernador Ing. Felipe Solá y al Sr. Ministro de Justicia, Dr. Eduardo Di Rocco, y al Interventor del Servicio Penitenciario Bonaerense; se sirva informar los siguientes puntos:



1.-Si en la investigación sustanciada por la Dirección de Sumarios, con motivo del motín del 13/5/04, quedó acreditado el incumplimiento de deberes por parte del ex Director de la Unidad Carcelaria Nº 5 de Mercedes, Prefecto Eduardo Flores, como asimismo de algunos de sus dependientes.


2.-Si se comprobó fehacientemente que la lesión que sufriera el interno Oscar Edelmiro Spósito, fue provocada por una bala de plomo.-


3.-Si la instrucción actuante solicitó y adjuntó los informes médicos producidos por el Hospital de Mercedes y el Rossi de La Plata.


4.-Si en la investigación sumarial se analizó las directivas que impartiera el Director de Régimen, Mayor Colombo, en oposición a los traslados dispuestos a raíz del motín con relación a los internos y lo acontecido con las internas, una de ellas alojada en área de convivencia, por su condición de madre.


5.-A que conclusión se arribó en el sumario administrativo.


6-Si en la Investigación Penal Preparatoria a cargo del Fiscal Lennard, se adjuntaron pruebas respecto al uso de armas de fuego en el motín, en su caso, si se acreditó procedencia y todo otra dato de interés para dilucidar el hecho.



7.-Si la cartera de Justicia conocía la modalidad de gestión que impusiera Flores, cuando estuvo a cargo de la Unidad N° 5 , y en su caso, si se realizó un análisis sobre los resultados obtenidos.


8.-Las razones y motivos dados por el Interventor del SPB para trasladar a Flores, oriundo de Mercedes, a la localidad de Trenque Lauquen.


9.-Si se realiza un seguimiento sobre la gestión de la actual conducción de la Unidad Carcelaria Nº 5, para prevenir revueltas entre los internos, máxime cuando se encuentran alojados internos de extrema peligrosidad.


10.-Si se llevaron a cabo traslados a fin de reducir la superpoblación que existía, cuando se desempeñaba Flores, que explicación dio Colombo como Director de Régimen sobre el aumento numérico sistemático por traslados.


11.-Si en la investigación sumarial se analizó las directivas que impartiera el Director de Régimen, Mayor Colombo, en oposición a los traslados dispuestos a raíz del motín con relación a los internos y lo acontecido con las internas, una de ellas alojada en área de convivencia, por su condición de madre.


12.- Se informe si efectivamente el actual Director de Sumarios, Camilo Uzal, figura en el libro e la Conadep en el legajo 2397 como integrante de un grupo de tareas, como asimismo si Jorge Peralta, actual Director de Trabajo es sindicado en el mismo documento, bajo el Legajo 6769 en la lista de torturadores.



FUNDAMENTOS



En octubre de 2003 por disposición del Subsecretario de Política Penitenciaria, Dr. Eduardo Nadar, fue designado Director de la Unidad N° 5 de Mercedes, el Prefecto Eduardo Flores.



Según medios periodístico, a su llegada Flores planteó una serie de cambios en el funcionamiento de la unidad tendientes a combatir la corrupción y a reducir los maltratos a los internos, realizando trabajos multidisciplinarios, recorriendo las instalaciones para interiorizarse personalmente por los problemas de los internos, llegando su preocupación, en materia de alimentación de los detenidos, hasta rechazar partidas de carne provenientes de las firma Frigolar S.A., y Grupo Colonia S.R.L. que no se ajustaban a lo adquirido.


Esa tarea que emprendiera, según aseguran las fuentes gráficas, habría sido el detonante de su posterior relevo, y proporcionan como datos relevantes, el paulatino aumento de la población carcelaria que de un número de 998, cuando en realidad tiene capacidad para unos 700, llegó a albergar a 1.200 internos, incluidos algunos de extrema peligrosidad, situación ésta que señalan como desencadenante de los hechos acontecidos el 13 de mayo de 2004, cuando se produjo una refriega en el pabellón 4, ubicado en el primer piso.


En esa fecha, la revuelta derivó en una quema de colchones, ingresando al lugar los agentes penitenciarios conducidos por Flores, quienes al enfrentarse con la resistencia de los internos, reprimieron, quedando como saldo tres internos y dos agentes heridos.


El accionar emprendido en esa oportunidad, con pocas consecuencias, mereció el elogio por parte de los funcionarios judiciales, no obstante lo cual trascendió que la herida sufrida por uno de los internos, podría haber sido producida por un arma de fuego, y que un perito habría informado que se trataba de una pistola.


Instruido el sumario administrativo, en la Dirección de Sumarios a cargo de Camilo Uzal, sindicado en el libro de la CONADEP como integrante de un grupo de tareas, en dicho procedimiento se habría indagado a algunos de los agentes intervinientes en el hecho, incluido Flores, y a otros se les habrían recibido testimonial, habiendo trascendido que se encuadraría la conducta de los agentes para dar lugar a la destitución.


Enterado Flores de la medida que se adoptaría, envió con fecha 27/6/04 una carta al Interventor, dando cuenta de la situación de la Unidad, mencionando la superpoblación numérica y la presencia de internos calificados como de extrema peligrosidad, que también motivara una comunicación elevada por el Presidente de la Cámara de Apelaciones y Garantías en lo penal de Mercedes, al Presidente de la Suprema Corte de Justicia con fecha 2/4/04.


En esa misma misiva, Flores menciona que en la instrucción sumarial llevada a cabo por la supuesta lesión con arma de fuego a uno de los internos en el motín del 13/5/04, se indujo a los testigos a que indicaran quien o quienes habrían ingresado con armas de fuego, dando por cierto que la herida fue provocada por ese tipo de armas, cuando en la investigación judicial no se conocía tal circunstancia. Asimismo asume la total responsabilidad de lo acontecido, pidiendo que no se involucre a los subalternos.


Por el mismo medio informa que ese día, por la noche se trasladaron internos masculinos a la Unidad 29 y dispuso el reintegro de internas a la Unidad 33, medida que fue cuestionada y dejada sin efecto por el Director de Régimen, Inspector Mayor Colombo, quien ordenó que las internas permanecieran en un calabozo, aún una de ellas tiene un hijo, imposibilitada de aislamiento y pesando sobre ella amenazas.



En la misma oportunidad informa que se produjo un hecho de agresión de una interna hacia una agente, planteando la necesidad de realizar los traslados propuestos. Finalmente pone a disposición de la superioridad el cargo que desempeña.


Como respuesta se dispuso el relevo de Flores, destinándolo a la Unidad Nº 20 de Trenque Lauquén, a su segundo Rubén Suiero y el jefe del Penal Fernando de la Cruz, se los trasladó a la Unidad 18 de La Plata.


Los diarios dieron cuenta que la remoción del titular tuvo una primera reacción de los internos que colgaran banderas con leyendas de apoyo y la negativa inicial a recibir la cena, habiendo depuesto su actitud.


El Subsecretario de Asuntos Penitenciarios, Dr. Carlos Rotundo designó como nuevo Jefe en la Unidad al Prefecto Mayor, Javier Darío Ciancio, como Subjefe al Prefecto Mayor Venche y como Jefe de Vigilancia al Prefecto Colombo, éstos dos últimos habían sido trasladados cuando asumió Flores.


Lo acontecido, tuvo amplia repercusión en la prensa gráfica, en medios locales y nacionales, destacándose las muestras de apoyo que recibiera Flores, especialmente la del Defensor Oficial Juan Mahiques, reconocido por su labor en defensa de los derechos de los detenidos, quien a su vez puso de manifiesto los cambios logrados en la gestión que llevara a cabo Flores, que pudo observar en las visitas que efectuara a la Unidad, y de los dichos de detenidos en otras unidades o en comisarías, que pedían ser trasladado a Mercedes, aduciendo que se comía bien y se atendían las inquietudes de los internos.


También señaló el funcionario judicial, que había advertido cierto resquemor por la modalidad con que Flores llevaba adelante su gestión, ya que era difícil que otros jefes de unidad hicieran lo mismo.


Con respecto al motín del 13 de mayo de 2004 aseveró que es llamativo que no se denunciara penalmente el hecho, si alguno de los internos hubiere sido herido por arma de fuego.


Vecinos de la ciudad de Mercedes, se hicieron eco del apoyo a Flores, mediante una solicitada publicada el 12 de julio del corriente año, en el diario El Nuevo Cronista de Mercedes, y en la emisora radial pusieron de resalto su labor y trayectoria, ya que es oriundo de esa ciudad, cuestionando a las autoridades que dispusieron su traslado, mientras que otros se quejaban por la atención que le daba a los internos.



Con la nueva conducción en Penal de Mercedes, se dice que se transitan días de zozobra, imponiéndose la modalidad de hacer concesiones a algunos presos para mantenerlos conformes, provocando divisiones internas que aumentan la tensión.


Mientras eso acontece puertas adentro de la Unidad, el Concejo Deliberante de Mercedes, mediante la Resolución Nº 149 aprobada el 12/7/04, ha solicitado a las autoridades del Servicio Penitenciario explicaciones sobre el traslado de Flores, propiciando su reposición en el cargo, también se suceden las quejas entre las autoridades judiciales, y los vecinos amenazan con la realización de una marcha de protesta.


Por otra parte, ha circulado una carta manuscrita, fechada el 29/7/04, dirigida al Juez de la causa, que se atribuiría a Oscar Edelmiro Spósito, quien desde la Unidad N° 22 cuenta sobre la refriega del 13/5/04 en la Unidad N° 5 y denuncia que en esa fecha hubo disparos de escopeta y balas de goma, que en su caso fue una bala de plomo y lo sabe por los informes médicos que le hicieron en el Hospital Rossi de La Plata.


En dicha carta, manifiesta que no hizo antes la denuncia por haber recibido amenazas, que teme por su hermano alojado en Mercedes, que le habrían sugerido que dijera que se cayó en un pozo de desagüe, que el Hombre lo presionó con amenazas sobre su familia, que le hicieron promesas de mejoras para su hermano y se ocuparían de su brazo herido.


Continúa diciendo que ese día todo se originó por una pelea entre internos, que se cortó la luz y comenzó la represión, que salió de su lugar en planta baja y se dirigió al primer piso donde estaba su hermano, que allí recibió un disparo de bala de goma y otro disparo en el brazo, que otros presos lo subieron al piso 3, para después bajarlo cuando se cruza con Flores, quien se toma la cabeza, que se lo trasladó al hospital de Mercedes y luego a La Plata, dice que lo cuenta ahora porque no tiene la presión de Flores.


Las derivaciones que ha tenido y tiene el traslado del Prefecto Eduardo Flores, pone una vez más de resalto que no sólo se trata de una decisión administrativa tomada por la Intervención del Servicio Penitenciario, a cargo de Cabrera, sino que desnuda la falta de una política coherente en materia carcelaria y la subsistencia de personal dentro de la fuerza que se resiste a producir los cambios necesarios y que se valdría de cualquier medio para frenar cualquier atisbo que signifique combatir la corruptela que ha signado a la Institución.


Por un lado aparece un funcionario como Flores, proclive al respeto de los derechos humanos de los detenidos, que trabajaba en consonancia con miembros del poder judicial en procura de mejorar las condiciones de los internos de la Unidad N° 5, y por otro lado se evidencia la gestación de un boicot a esa labor y que tendría como objetivo volver a las fuentes, es decir al funcionamiento anterior, resultando a primera vista funcionales a ese viejo esquema, áreas tales como la Dirección de Sumarios, que lejos de esclarecer los hechos y deslindar las responsabilidades del personal que intervino en el motín del 13 de mayo del corriente año, con el trámite impuesto cubren con un manto de sospecha sobre lo realmente acontecido, quebrantando la objetividad de las máximas autoridades penitenciarias, que presuntamente sin pruebas y sin cumplir con la obligación de denunciar penalmente a los responsables, disponen el traslado de Flores y sus colaboradores, seguido de reemplazos que no serían una solución al conflicto generado.


Esta situación crítica, enfrenta en estos momentos a las autoridades provinciales con los vecinos de Mercedes, que proclaman la correcta gestión de Flores y solicitan su reintegro al cargo, siendo coincidente con la resolución adoptada por el Cuerpo Deliberativo Municipal, en tiempos que se propicia una mayor participación ciudadana en el manejo de la cosa pública, y sobre todo en materia de seguridad.





<< Volver